El seguro de cesantía protege al policía que se separa del servicio activo

mediante la baja y acredita al menos dos años de servicio activo y efectivo en la institución. Este seguro se hace efectivo por una sola vez y es equivalente al fondo acumulado en su cuenta individual de cesantía, reconociéndole su respectivo interés.  

Este beneficio también lo percibirán los derechohabientes por el fallecimiento del policía en servicio activo.

BENEFICIARIOS

En caso de fallecimiento del asegurado, tendrán derecho a la devolución del fondo acumulado con su respectivo interés, en el siguiente orden excluyente:

  1. Las hijas y los hijos menores de dieciocho años, y las hijas y los hijos de cualquier edad con incapacidad permanente y absoluta y el cónyuge sobreviviente o el conviviente en unión de hecho legalmente reconocida;
  2. De no existir derechohabientes en los casos previstos en el literal anterior, corresponderá dicho derecho, en su orden, a sus hijos o hijas; y,
  3. A falta de los derechohabientes anteriores, los padres, o uno de ellos, de ser el caso.