misión

Conceder protección integral al asegurado y su familia, con el fin de mejorar la calidad de vida del colectivo policial; basado en los principios de solidaridad, integridad, universalidad y
obligatoriedad..

vision

Mantener y propiciar la mejora del sistema prestacional y de servicios, en el horizonte de proyección actuarial, considerando los principios y valores de la Seguridad Social Universal.

objetivos

  • Garantizar al policía y su familia protección integral frente a los riesgos asistenciales y económicos;
  • Atender las necesidades fundamentales para lograr el bienestar individual y un mejor nivel de vida para todos los miembros del colectivo policial; y,
  • Brindar asistencia y protección a los más necesitados y no asalariados de la mutualidad de la Policía Nacional.

SOLIDARIDAD

La solidaridad es la aportación intergeneracional recíproca entre todas las jerarquías y grados del colectivo policial, compartiendo los riesgos a los que está expuesta la población asegurada y recibiendo las prestaciones de acuerdo a sus necesidades conforme a la Ley de Seguridad Social de la Policía Nacional. El derecho a la seguridad social se fundamenta en el principio de solidaridad.

SUBSIDIARIEDAD

El fin principal del Estado es la tutela del ser humano y la garantía del ejercicio de sus derechos. La subsidiariedad en el ámbito del Régimen Especial de Seguridad Social de la Policía Nacional consiste en la contribución legal por parte del Estado para coadyuvar en el financiamiento y sostenibilidad de las prestaciones que otorga este Régimen Especial, reconociendo las peculiaridades del conglomerado policial y su trabajo.

OBLIGATORIEDAD

Este principio se basa en las normas del Régimen Especial de Seguridad Social de la Policía Nacional que son imperativas y donde se determinan los diferentes actores como lo son afiliados, el patrono y el Estado.  

UNIVERSALIDAD

La Seguridad Social como un derecho fundamental que debe amparar a todos los afiliados al Régimen Especial de Seguridad Social de la Policía Nacional sin distinción y debe cubrir todas las contingencias a las que están expuestos los miembros de la Institución Policial.

DISCIPLINA

En todas nuestras actividades observando fielmente las leyes y reglamentos vigentes.

RESPONSABILIDAD

Cumplir con las obligaciones y trabajos asignados según los estatutos y normas establecidos.

RESPETO

Tratar a todos por igual, valorar su trabajo y corregir los errores.

CALIDEZ

A través de un trato humano y cordial, con vocación de servicio a los asegurados.

CREDIBILIDAD

Propiciando la confianza de nuestros afiliados.

20 de Marzo 1926

Dr. Isidro Ayora expidió la Ley de Retiro para el personal militar. Esta Ley pionera, estableció una cobertura mínima para el profesional, sometido a un Régimen Especial.

02 de Marzo 1939

La Ley de Pensiones de las Fuerzas Armadas, expedida mediante Decreto Legislativo amplió la cobertura de la Ley de Retiro. Así, el personal policial quedó cubierto por la Ley de Pensiones de las Fuerzas Armadas.

29 de octubre 1957

Al crearse la Caja Militar que incluía al personal policial como ente independiente y cuya administración dependía de la Caja de Pensiones, se entregan las asignaciones que constan en el Presupuesto General del Estado, para completar la diferencia entre las disponibilidades anuales y las cantidades requeridas para sus finalidades.
La Ley, por lo tanto, establece claramente el régimen financiero bajo el cual se administran las pensiones otorgadas al Policía.

20 de Junio 1962

Mediante Decreto promulgado en el Registro Oficial 2, se separa la Caja Policial de la Caja Militar, y se encarga la calificación de servicios a la Junta Calificadora de Servicios de la Policía, con base en la Ley de Pensiones de las Fuerzas Armadas. En virtud de esta Ley, la Caja Policial se constituye en un ente independiente administrado por el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que era el depositario de los recursos. La Caja Policial debía, a su vez, pagar al IESS por gastos administrativos, trescientos millones de sucres al año.

Estructuralmente, la Caja Policial dependía de la Dirección de Bienestar Social de la Policía Nacional y otorgaba los siguientes beneficios:

Pensiones de invalidez, vejez y muerte.

Mortuoria.
El crédito (hipotecario y quirografario) y los fondos de reserva eran administrados por el IESS.

04 de Mayo 1995

El Congreso Nacional discutió en primer debate el proyecto de Ley de Seguridad Social de la Policía Nacional, el mismo que fue aprobado, en segundo y definitivo debate, en sesión del martes 9 de mayo de 1995.

01 de Junio 1995

En virtud de esa Ley asignada con el número 90 y publicada en el R.0. No.- 707, se establece el Sistema de Seguridad Social Policial y crea el ISSPOL.

01 de Septiembre 1995

El Sistema de Seguridad Social de la Policía Nacional se define “Como un sistema de cobertura integral, pues contempla: El Seguro Social, esto es, la protección frente a los riesgos económicos y asistenciales. Los Servicios Sociales, esto es, la satisfacción de las necesidades básicas o de subsistencia para lograr bienestar.

La Asistencia Social, esto es, el amparo a los indigentes, desprotegidos y no asalariados.

30 de noviembre 2011

El Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional, transforma la administración por departamentos y da un salto a LA ADMINISTRACIÓN POR PROCESOS, con esta actualización el ISSPOL, certifica todos sus procesos con la norma internacional de calidad ISO 9001-2008, enfocándose en la calidad y a la satisfacción de su Afiliado y asegurado con la mejora continua. 

28 de febrero 2016

El Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional, con la finalidad de seguir brindando un servicio de calidad a sus afiliados y asegurados, mantiene su certificación de Calidad, Re-certificando sus Procesos con la norma Internacional ISO 9001-2015, enfocados únicamente en la mejora continua, para una mejor atención a sus asegurados y afiliados.

21 de octubre 2016

La Asamblea Nacional del Ecuador aprueba la Ley de Fortalecimiento a los Regímenes Especiales de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, con esta nueva Ley se elimina el 60% de contribución del Estado para el pago de pensiones, además se determina una garantía estatal para las prestaciones del Régimen Transitorio. La principal reforma se basa en la creación de dos grupos poblacionales de afiliados denominados Régimen Transitorio y Nuevo Régimen, los unos constituyen los afiliados activos con anterioridad a la promulgación de las reformas y los nuevos los afiliados que ingresaron a partir de la expedición de esta Ley reformatoria, los dos presentan esquemas de primas de financiamiento diferenciado y condiciones distintas para el Retiro, así como diferentes prestaciones y servicios sociales.